Felicitemos a estas parejas, quienes terminaron su Preparación al Sacramento del Matrimonio en la modalidad nocturna, y ahora se encuentran listas para acoger a Jesús en su nueva vida matrimonial sacramental.