Algunas personas ven la preparación al sacramento del matrimonio como "un requisito del cura", como algo pasajero, distrayéndose con lo que consideran "importante" como la recepción, el traje de la novia, el viaje de luna de miel ¡y hasta la lista de regalos!

Te invitamos a vivir una experiencia de amor, donde serás protagonista con tu pareja al interactuar en temas de vital importancia sobre tu futuro matrimonio.  Tres días resultan muy poco tiempo para una decisión que es para toda la vida, pero los fundamentos que vas a aprender y compartir en esta preparación serán auténtica semilla para el crecimiento y alimento, afectivo y espiritual que vas a necesitar para tu relación conyugal y familiar.

La preparación la coordinan las Hermanas del Famulato Cristiano, con la colaboración de un equipo interdisciplinario.